El Modelo Atómico de Thomson

Thomson imaginó el átomo como una bolita de materia con carga positiva que tendría embebidos a los electrones, negativos. Algo así como una sandía con pepitas. Este modelo no tuvo éxito


En el modelo atómico de Thomson, los electrones se distribuían uniformemente en una esfera de materia postitiva